Diferencias entre comercializadora y distribuidora

La factura eléctrica es la gran desconocida que pagamos todos los meses. Es muy importante entender la factura de la luz que llega a tu casa, entre otras cosas, para saber si estás pagando lo que debes o si estás pagando de más.

Nosotros queremos ayudarte a entender este proceso, para ello lo primero que debemos tener claro es cómo llega esa electricidad a nuestra vivienda. Esto nos ayudará a entender lo que nos están cobrado todos los meses en la factura de la luz y como hacer reclamaciones en caso de que nos surja algún problema con nuestro suministro.

Por esta razón, hoy vamos a dar las claves para conocer y diferenciar entre quién se encarga de la distribución de la energía y quién de la venta.

¿Qué es una distribuidora eléctrica?

Las distribuidoras eléctricas son las empresas encargadas de transportar la energía generada en las centrales eléctricas hasta los diferentes puntos de suministro. Por lo tanto, su actividad se basa en gestionar la instalación y el mantenimiento de los sistemas de distribución de alta y baja tensión, así como el de los equipos de medidas (contadores y maxímetros).

La distribuidora que se encarga de garantizar que la electricidad llegue a tu suministro no se puede elegir, está establecida por el gobierno según la zona en la que vivas.

 

 

 

Funciones de la distribuidora:

 

 

Es decir, si tienes un corte de luz, o algún problema con los equipos de medición te pondrás en contacto con tu distribuidora. Los números de atención al cliente de las diferentes distribuidoras que trabajan en España son los siguientes:

 

 

 

¿Qué es una comercializadora eléctrica?

Las comercializadoras eléctricas son las empresas encargadas de hacer llegar la electricidad a las viviendas o locales tras haberla comprado en el mercado mayorista. La comercializadora se encarga de la venta de energía que llega a los diferentes puntos de suministro, es decir, es la que se pone en contacto contigo (o tu con ella) y concreta una tarifa determinada.

La comercializadora a diferencia de la distribuidora sí se puede elegir. Actualmente existen muchas comercializadoras que compiten dentro del mercado eléctrico por lo que hay que estudiar las diferentes opciones y tarifas que existen antes de firmar un contrato con cualquiera de ellas.

Dentro de las comercializadoras podemos diferenciar dos tipos, por un lado, las de Mercado Libre, y por otro, las de Referencia (Mercado Regulado)

Comercializadora de Referencia: es aquella que administra las tarifas del mercado regulado (los precios los fija el gobierno). Estas compañías ofrecen el PVPC (precio voluntario del pequeño consumidor) y sólo actúan como intermediarios entre la distribuidora de electricidad y los clientes, sin ofrecer descuentos.

Comercializadora de Mercado Libre: es aquella que vende la energía al precio que ella misma fija, que es diferente según la comercializadora que contrates. Incluye descuentos y ofertas, aunque hay que tener cuidado porque en algunos casos pueden contener cláusula de permanencia.

Funciones de la comercializadora:

 

 

Es decir, si tienes cualquier problema en la factura o el contrato de la luz tienes que ponerte en contacto con tu comercializadora, que vendrá especificada en tu factura eléctrica.

Conclusión

En la siguiente tabla hacemos un resumen con las dudas más habituales y la entidad a la que debes llamar si se da cualquiera de los siguientes casos.

 

 

Por último, aclarar que no hay problema por el hecho de que tu distribuidora y tu comercializadora no pertenezcan al mismo grupo empresarial, la distribuidora realiza los mismo trámites y servicios con todas la comercializadoras. Por esta razón antes de elegir contratar un servicio de electricidad para tu hogar o empresa estudia las diferentes opciones que hay en el mercado, y si te surge cualquier duda ponte en contacto con nosotros, nos encargaremos de hacerte un estudio de factura y ayudarte con todos los trámites.

 

Deja un comentario